otoño

Creo que la clave en esta vida es descubrir, reconocer y saber quien somos.
Ser “consciente” es un paso previo a todo lo demás.
Tenemos que intentar reconocer nuestros dones y talentos, y ejercerlos.
Tenemos que reconocer nuestras fuerzas y nuestras debilidades.
Lo importante es hacer un permanente trabajo de auto reconocimiento, valorándonos a nosotros mismos, queriéndonos a la vez de ser auto críticos.
Es importante saber como somos vistos por los demás pero no supone vivir nuestra vida esclavo de las opiniones de los otros, y si evitar engañarnos y creer algo que no es.
Lo que funciona es tener buena autoestima, pero siempre dosificada con humildad.

Otra clave es buscar ser personas equilibradas. Es importante buscar nuestro bienestar. Si no estamos “bien”, no servimos a los demás. Las personas que logran estar felices o vivir un alto nivel de bienestar son personas que aportan mucho a la gente a su alrededor, siendo valorados y apreciadas.

Evidentemente no somos ángeles, pero debemos intentar vivir una vida de buenos valores, evitando la falsedad, la mentira, el engaño. Siendo responsables, trabajadores y cumplidores vivimos mejor con nosotros mismos y los demás. No podemos dejarnos llevar por las reacciones espontáneas, vivir una vida solamente de sensaciones y de satisfacción inmediata.

Una vida de sacrificio no nos traerá bienestar pero tampoco una vida de capricho. Si sabemos lo que nos gusta y nos complace debemos de perseguirlo pero no a toda costa y tampoco compulsivamente. Como todo en la vida, hay que buscar el equilibrio.

Somos seres sociales, y la existencia del ser humano viene muy condicionada por las relaciones que tenemos con los que nos rodean y la calidad de estas relaciones. Cuanto más invertimos en buenas relaciones, mejor nos  vamos a encontrar. Y no hay nada que nos desgaste más que las relaciones negativas y mas aún, las tóxicas...

Por último, nuestro grado de felicidad viene determinado por la distancia entre nuestras expectativas y nuestra realidad. Mientras más cerca estén nuestras circunstancias reales a lo que esperamos de la vida, más felices nos encontraremos.

Ah! Y una cosa más: La vida no debe ser una jungla de ” yo gano, tu pierdes”. Con el concepto “ganar- ganar” se obtiene mucho más en todos los sentidos. Cuanto más das más recibes, y es importante ser generoso de bolsillo y en espíritu.
Richard Johnson, empresario consciente. ELI